jueves, 1 de enero de 2015

RESEÑA: "Alguien Allá Arriba Te Odia" de Hollis Seamon.



Título: Alguien allá arriba te odia.
Autora: Hollis Seamon.
Número de páginas: 256.
Género: Romance contemporáneo.
Editorial: Planeta.
Disponible en español.
LIBRO AUTOCONCLUSIVO.

RESUMEN.
¿Qué hago yo, Richard Casey, en un pabellón de enfermos terminales? Todo es culpa del síndrome AAATO. Supongo que ser el Increíble Chico Agonizante a mis diecisiete años es parte del gran plan que preparó Alguien Allá Arriba. Todavía no muero. Mi deber consiste en mantener la vida con chispa. Así que dedico mi tiempo a asustar a los visitantes del pabellón, irme de farra con el tío Phil y jugar cartas. Por su parte, Sylvie —la hermosa quinceañera de la habitación 302— está en la misma onda, aunque ella tiene un plan verdaderamente extraordinario. Hey, somos chicos; no somos prisioneros en este hospital.En medio de médicos, mamás tristes, papás iracundos, familiares excéntricos y hasta una «arpía», estamos Sylvie y yo. Y queremos seguir vivos a nuestro modo, bajo nuestras propias reglas, el tiempo que nos quede.



Tenía en mente que el libro iba a tener muchas similitudes con BLME por la sinopsis, dos adolescentes se conocen pero muy pronto van a morir así que ambos viven el tiempo que les queda al máximo. Pero déjenme decirles, estaba equivocada. Tenemos a Richard (Richie, Rich-Man, Ricky Ricón... tantos apodos) quien está internado en un pabellón de enfermos terminales donde los internos alcanzan máximo un mes de vida desde su ingreso. Él culpa al síndrome AAATO de su enfermedad, pero el hecho de que tenga sólo un mes más para vivir no lo hunde en la depresión sino que lo motiva a vivir cada segundo que le queda haciendo bromas y rompiendo las reglas del pabellón junto a Sylvie quien es otra interna y el interés amoroso de Richard. 

Me gustó el libro porque tiene una historia divertida, personajes reales y la combinación que hizo la autora de crear una historia con un tema serio como lo es una enfermedad terminal y agregarle toques de diversión fue buena. Tiene una poca dosis de romance ya que la mayoría del libro es sólo Richard, su humor negro, sus bromas, sus comentarios pervertidos y sus aventuras dentro del pabellón lo cual fue bueno ya que no encontraba un libro en donde el romance estuviera en el segundo plano hasta éste. Me gustó el personaje protagonista ya que actúa realmente como un chico de diecisiete años (Adolescencia, edad de las hormonas alborotadas), se emociona con la idea del sexo y piensa que ser el chico cool del lugar es la gran cosa (Siendo honestos, es lo que la mayoría de adolescentes piensan hoy en día) y el hecho de que va a morir en poco tiempo es la razón por la que hace cualquier cosa para divertirse y hacer su pasatiempo favorito... Romper las reglas. La relación entre Richard y su madre también me gustó, muestran ese afecta de parte de su madre y su preocupación hacia él y su salud y es algo que como un libro contemporáneo me pareció acertado, plasmar la relación madre e hijo. Richard también se preocupa por cómo su situación afecta a su madre física y psicológicamente. Y Sylvie... Lo opuesto a Richard, un personaje deprimido reflejando la parte más fuerte y cruda del cáncer. Si él ya se aferró a la idea de que su vida se escapa rápidamente y no hay nada que hacer, Sylvie mantiene un poco de esperanza en que ella se pueda recuperar. Son tan disparejos y tan lindos juntos. 

En cuento al final, cuando empecé a leer el libro no pensé de que forma pudiera terminar así que cuando llegué a ese punto no me sorprendió lo que encontré, no es un final para llorar o de esos que te dejan 5 minutos pasmado, es sencillo pero conmovedor y tranquilizador, me pareció un buen cierre y punto final para toda la historia. En resumen, Alguien Allá Arriba Te Odia es una lectura entretenida y ligera para pasar el rato, pero sin embargo la historia tiene un no sé qué que me hacía soltar el libro por incluso días ya que se me hacía lenta y un poco difícil de continuar. Es un buen libro que personalmente no volvería a leer pero que aun así vale la pena darle una oportunidad por primera vez.


"Creo que si todos tuviéramos que asumir la responsabilidad de todas las estupideces que hemos cometido, habría un montón de gente que se estaría yendo ya directamente al infierno"



¡GRACIAS POR LEER ESTA RESEÑA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario